Viaducto Spittelau_Viena


Durante muchos años, la franja de terreno ubicada en las orillas del río Donau (Danubio), en el distrito de Spitellau, en Viena, fue considerada inedificable. Las condiciones de aislamiento en las que se encontraba, al estar entre el río y dos grandes vías más una línea de metro, la hacían asociarse a una isla, y el hecho de estar atravesada por un viaducto abandonado y declarado patrimonio histórico, aumentaban esta percepción.

En el año 1994, el concejo de la ciudad pidió estudios para este lugar, reconociendo el potencial de regeneración urbana existente. La propuesta de la arquitecta iraní Zaha hadid nació como uno de estos estudios. Inicialmente se presenta con una mezcla de programas comprendidos por estudios para artistas, restaurantes, bares y tiendas, albergados en 3 edificios que rodeaban el viaducto sin tocarlo, con el fin de superar el tema del aislamiento al convertirlo en un destino atractivo en sí mismo.
El interés de promotores privados por realizar la inversión, hizo que el panorama se complicara y tomara un giro inesperado. De esta manera, el proyecto se convirtió primero en vivienda de lujo y finalmente pasó a vivienda social, con un coste de 10 millones de euros. Esta propuesta ha generando una serie de críticas por parte de la comunidad vienesa, ya que este es un proyecto que se destina solamente a 31 viviendas.

Anuncios

About this entry