Luces y sombras


Un estrecho camino, hasta cierto punto claustrofóbico, puede llevarte y desembocar en la más iluminada y reveladora luz. Perdido en quehaceres cotidianos, la ciudad nos esconde, y a su vez nos muestra, espacios de una belleza sublime. Estar atentos a este encuentro, será nuestra tarea. Despertar nuestro interés y eliminar la desidia en el desplazamiento diario, debe ser nuestro fundamental principio. Demasiado ruido innecesario trata de despistarnos. Luchar contra él, y saborear nuestro paseo, será un placer y un regalo para nuestros sentidos. Despierta.  

Anuncios

About this entry