Penumbra


La atmósfera cinéfila que asemeja el tránsito del día a la noche, es motivo para fantasear y analizar el recorrido realizado hasta ese momento diario. La soledad transitada a través de pasadizos barriales, nos posicionarán en el exacto lugar en el que nos encontramos. Las sombras arrojadas por los edificios sobre las aceras, recrearán en nuestra mente dudosas escenas. Recorrer las calles de nuestra ciudad en la hora de la penumbra, es un placer de goce individual.

Anuncios

About this entry