Caída del precio de la vivienda (2010)


El 5-Enero-2011, nos informa EL PAIS.com, sobre:

La pérdida de valor de los pisos se intensifica y seguirá en 2011
L. D. – Madrid – 04/01/2011

La semana pasada lo dijo el Banco de España y ayer lo corroboró la Sociedad de Tasación. La caída del precio de la vivienda, que comenzó en 2008 dejando boquiabiertos a tantos empresarios del sector que sostenían que el ladrillo nunca perdía valor, continuará este año. Mientras, en el segundo semestre de 2010 se ha acentuado una tendencia deflacionaria que a partir de 2009 se había atenuado, según los datos que ayer publicó la Sociedad de Tasación.

“Nuestra previsión es que los precios sigan a la baja. Con un 20% de paro, las economías familiares no tienen capacidad para tirar de la demanda. Y las pocas familias que podrían comprar una vivienda tienen dificultades para acceder a la financiación”, señala el presidente de esta empresa, José Luis Estevas-Guilmain.

Caída anual del 3,2%
El índice de precios que la Sociedad de Tasación elabora desde hace un cuarto de siglo confirma un robusto futuro a la crisis inmobiliaria. La vivienda nueva libre que se encuentra en capitales de provincia y ciudades con más de 25.000 habitantes cuesta ahora un 3,2% menos que hace un año. Pero la renovada fuerza de la deflación inmobiliaria se aprecia mejor si se analizan los datos semestrales. Desde junio hasta diciembre del año pasado, los precios cayeron un 2,4%, mientras que los descensos habían sido menores en los dos semestres anteriores, en torno al 1%.

El precio del metro cuadrado en las capitales de provincia se sitúa según este informe en 2.476 euros, por lo que el coste de una vivienda media, de 90 metros, cae hasta los 222.800 euros.

La oferta de vivienda nueva seguirá siendo importante el año que ahora comienza, periodo en el que este stock se venderá “muy lentamente”. Aunque esta oferta de casas será menos abundante en las zonas céntricas de las ciudades. La Sociedad de Tasación cree que la desaparición de la desgravación fiscal por la compra de vivienda habitual para las rentas superiores a 24.000 euros debilitará la demanda, lo que contribuirá a presionar los precios a la baja.

Anuncios

About this entry